MR9, un goleador temible y legendario

Marco Ruben volvió en un grandísimo nivel tras el impasse que se tomó durante unos meses. Un goleador formidable que está por superar al legendario Mario Kempes. Marquito es uno de los últimos ídolos del club de Arroyito.

Nació con pasta de ídolo aunque llegar a esa condición le llevó unos cuantos años de su vida. Recién pudo recibirse de tal luego de su regreso al club a finales del 2014 cuando su rendimiento era una incógnita para la afición Canalla. Todo ese resquemor venía porque en el Dinamo de Kiev no funcionaba y en los Tigres de la UANL tuvo un paso con más pena que gloria. Marco amenazó con dejar el fútbol profesional cuando la Acadé quiso comprarlo y los ucranianos se negaban a venderlo.

Arroyito es su lugar en el mundo cuando no está distraído pescando en el inmenso y majestuoso río Paraná. Desde ese nuevo inicio en el club de sus amores construyó una relación maravillosa con la gente de la Acadé. Sus 66 goles en este período son una clara muestra de ello. Jugó tres finales de Copa Argentina (ejem, en dos de ellas el Canalla fue vilmente choreado por los árbitros, frente a Boca Juniors en el 2015 y contra River en el 2016) y ganó una. Fue figura estelar del equipo del Chacho Coudet y luego del título ganado por Central en el 2018 se fue un año al Athletico Paranaense.

La especialidad de Marco: romper redes rivales.

Seguinos en Twitter: de autos y pelotas

A punto de desbancar al Matador

Para quienes crecimos en los 70 con la camiseta auriazul pintada en el corazón no hubo mayor ídolo que Mario Alberto Kempes cuando aún no era ese legendario jugador en el que se transformó al ser la gran figura del mundial 78. Por un segundo imaginate todo lo que está logrando Marquito ya que solamente está a cinco goles de alcanzar a la figura más relevante de la historia del club de Arroyito en cuanto a proyección internacional. Si el Matador jugara hoy en día en Central valdría una fortuna incalculable…

El oriundo de Capitán Bermúdez tiene 89 goles en sus alforjas divididos en sus dos etapas en el Canalla: 23 corresponden a su primera etapa desde que debutó en el año 2004 con apenas 17 años y los 66 restantes son desde la 2015 hasta el partido frente a Central Córdoba de Santiago del Estero.

Es un típico 9 de área que sabe retroceder para fabricarles espacios a sus compañeros o para sacarse de encima a centrales molestos. Tiene olfato de goleador ya que siempre sabe para donde va a ir la pelota o pescar algún rebote. Posee un gran dominio de la bocha sin ser un jugador habilidoso, sus cualidades técnicas son más que interesantes para un centrodelantero de su talla.

Mario Alberto Kempes festejando el segundo gol frente a Holanda en la final del Mundial 78.

Seguinos en Facebook: deportes desde mi óptica

Un ejemplo en todo

Todas las cualidades que muestra dentro de la cancha las mostraba desde adolescente fuera de ella. Fue alumno de la escuela secundaria 325 de Capitán Bermúdez y de la EEMPA 1268 de Fray Luis Beltrán donde obtuvo su título cuando los tiempos no le dieron para cursar de manera diurna por su incipiente actividad como futbolista profesional y debía recibirse. Fue un buen alumno, un excelente compañero, un chico estudioso y un ejemplo para los demás. Tal como se ve dentro de la cancha.

¿Cómo sé todo esto? Mi esposa es profesora en ambas escuelas y si bien nunca le dio clases a Marquito las demás profes hablaban maravillas de él en la sala de profesores café de por medio. Es más, luego del famoso clásico por la Copa Sudamericana 2005 (el pirulazo) le decía a su profesora de inglés, hincha furiosa de Newell’s Old Boys, que había querido cabecear hacia el otro lado cuando en realidad buscó habilitar a Germán Rivarola para que le rompa el arco a Justo Villar.

Vivió grandes momentos de dolor siendo jugador de Central como la muerte de su abuelo provocada por delincuentes que lo asaltaron. Marco se sobrepuso a todo y más allá de la tristeza lógica por vivir un momento así pudo salir adelante.

Todo lo que Marco tiene de sencillo y humilde fuera de la cancha se transforma en ambición de ganar dentro de ella. Junto a Emiliano Vecchio y a Lucas Gamba forma un tridente ofensivo poderoso y eficaz donde Marco es la punta de lanza para marcar goles. Definitivamente MR9 está en su lugar en el mundo y seguirá rompiendo récords y redes con la camiseta del Canalla. Claro que sí.

Festejando un gol frente a Arsenal por el Torneo Socios 2021.

Fotos: gentileza Prensa AFA y Prensa Rosario Central.

Gonzalo Ferrer

Periodista tucumano viviendo en Rosario. En los 90 hablaba de rugby en la radio y ahora escribo sobre Fórmula 1, fútbol, rugby y a veces sobre básquet y tenis. D10S, Ferrari, Queen, el Pato, el Matador y Su Majestad en el orden que quieras. Rock, mucho rock.

También te podría gustar...

Dejá un comentario