Morir de pie

Rosario Central no pudo con Bragantino y cayó 1-0 sobre el final de un partido altamente favorable. Pésimo arbitraje del uruguayo Christian Ferreyra. El equipo mostró movimientos interesantes que deberá explotar frente a Newell’s Old Boys.

Era una quimera, casi un sueño irrealizable pero todos los canallas se sentían cobijados por el manto de su Ángel eterno e intuían que la hazaña era posible. Había que ganar por dos goles, esos dos goles que le anularon a Marco Ruben por un offside finísimo el primero de ellos y por una falta inexistente (o mal aliento, vaya uno a saber que demonios cobró) en el segundo.

En el primer gol no se discute la acción en sí misma si no que el parate para determinar si el gol fue lícito fue larguísimo y sacó al equipo de partido por unos cuantos minutos. Luego están los fallos dudosos y direccionados hacia los jugadores de blanco y amarillo. Y hasta acá llegaron los comentarios hacía el impresentable pito uruguayo ya que hablar de él es desteñir la actuación y la actitud de la Acadé

Ni así pudieron domar el espíritu de un equipo que fue al frente durante los noventa minutos y que perdió el encuentro por esa circunstancia ya que Fatu Broun estaba muy adelantado en el campo de juego para cortar una eventual contra y Artur, que pasó de ser el sucesor de Messi luego de lo mostrado en Rosario a un jugador normalito como dicen los españoles, la metió casi de mitad de cancha con el arco vacío.

Emiliano Vecchio jugó un gran partido.

Seguinos en Twitter: @deautosypelotas

Irse con la frente alta

Rosario Central buscó desnivelar el partido hasta el gol de Artur con mucha circulación, con un Emiliano Vecchio muy encendido, un Marco Ruben afiladísimo y un Emmanuel Ojeda que parece destinado a ser un gran volante central de calidad europea. El resto acompañó correctamente aunque Milton Caraglio y Diego Zabala parecían un tanto desconcertados ya que jugaron a contramano todo el partido. Y estoy hablando solamente del juego porque en lo actitudinal dieron todo y más. Nada que reprocharles.

Hubo momentos en los cuales Bragantino no pasaba la mitad de cancha y Central, por su impericia a la hora de definir correctamente, desperdició unas cuantas chances. Hoy estaríamos hablando (o escribiendo para ser más exactos) de otro resultado de haber planteado de esta manera Cristian González el partido en el Gigante de Arroyito. ver al banco de suplentes de los locales diciéndoles a sus jugadores que hagan tiempo y que estos saquen el manual de artimañas para la ocasión debe dejar a los jugadores y al cuerpo técnico con una cierta sensación de orgullo.

Marco Ruben no sólo jugó contra los centrales brasileños sino también con un árbitro que lo perjudicó notoriamente al anularle dos goles.

Seguinos en facebook: deportes desde mi óptica

Como te dije en el posteo anterior, ya no tiene sentido andar buscando culpables. Si estoy seguro que con refuerzos de calidad era una copa para pelearla hasta el final. Hoy el Kily y los jugadores demostraron que pese a ser un plantel corto pueden pelear. Ya te dije que hablaré de todo esto desde la próxima semana porque primero está Rosario Central, segundo Central y tercero la Acadé.

Este artículo es solamente para agradecerles al plantel y al cuerpo técnico por haber entregado todo con hidalguía para conseguir un objetivo. Y eso es suficiente para dormir en paz. Ahora viene la misión de levantar el equipo en el campeonato. Y el clásico es un buen punto de partida. Que así sea.

Damián Martínez jugó en buen nivel y terminó extenuado.

Fotos: gentileza Prensa Rosario Central.

Gonzalo Ferrer

Periodista tucumano viviendo en Rosario. En los 90 hablaba de rugby en la radio y ahora escribo sobre Fórmula 1, fútbol, rugby y a veces sobre básquet y tenis. D10S, Ferrari, Queen, el Pato, el Matador y Su Majestad en el orden que quieras. Rock, mucho rock.

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. 23 de agosto de 2021

    […] Central venía a los tumbos en este nuevo torneo por haberse abocado a la Copa Sudamericana. Por esa razón es que al campeonato local lo venían disputando los chicos menos experimentados […]

  2. 31 de agosto de 2021

    […] apetecible que es el trofeo sudamericano en términos de prestigio y dinero. Y ante la definitoria serie ante Bragantino la Acadé no pudo contar con su jugador más desequilibrante, Lucas Gamba. Es contrfáctico […]

Dejá un comentario