Con la cabeza en otro lado

Rosario Central cayó 1-0 ante Sarmiento de Junín por la quinta fecha de la Liga Profesional. No es momento de caerles ni a los pibes ni al cuerpo técnico del Kily González ya que en unas horas el Canalla se jugará una parte brava del semestre.

No tiene sentido analizar este encuentro en el cual la Acadé perdió frente al modesto Sarmiento de Junín si no se mira toda la película. Ver sólo esta foto puede llevar a conclusiones apresuradas y erróneas. No porque el campeonato local no sea importante sino porque Rosario Central debió apelar a la tan famosa y mentada rotación de sus hombres pensando en el encuentro frente a Bragantino el martes en el Gigante de Arroyito por los cuartos de final de la Copa Sudamericana.

Allí están cifradas las esperanzas del Canalla ya que está nada más que a cinco partidos de la gloria y si llega a sortear la serie con los brasileños luego tendrá más de un mes para corregir el rumbo en el campeonato local. Una cosa es darle prioridad a la Copa Sudamericana y otra muy distinta no darle la más mínima importancia al torneo local.

Mateo Tanlongo fue el volante central titular ante Sarmiento.

Seguinos en Twitter: @deautosypelotas

Esos viejos problemas conocidos

Frente al equipo de Junín se repitieron errores en el juego que ya conocemos todos. Y el penal nuestro de cada día que Pablo Echevarría no le dio al Canalla por un agarrón de Montoya a Nacho Russo no debe confundirnos. Central jugó mal. A los chicos aún les falta un golpe de horno ya que están dando sus primeros pasos en primera debido a la escasez de materia prima en el plantel superior.

El Kily habló clarito en su momento refiriéndose a la no llegada de refuerzos. Es obvio que el equipo titular tiene un funcionamiento más o menos aceitado y en el cual recaen las mayores esperanzas de la parcialidad auriazul en todos los aspectos. Y también es innegable que le faltan dos o tres refuerzos de jerarquía para completar un plantel decente sin nada del otro mundo.

Cristian González está apelando a la rotación para tener a sus hombres disponibles para la Sudamericana y el clásico.

Seguinos en Facebook: deportes desde mi óptica

Paciencia, mucha paciencia

Puede gustarnos o no el DT (ya lo expliqué en esta nota) pero sería de necios decir que no supo aprovechar su oportunidad luego de los papelones frente a Vélez Sarsfield y Boca Unidos de Corrientes. Y acá falló la dirigencia. Por lo tanto el Kily tiene que conformarse con lo que hay y hacer malabarismos para armar al equipo que juegue en la Liga Profesional.

La generosidad del fixture de la Copa Sudamericana le permite a entrenador canalla manejar la agenda con cierta holgura luego de los cuartos de final frente a Bragantino ya que recién disputaría las semifinales desde el 21 de setiembre y la final está pautada para el 20 de noviembre. Tiempo hay para enderezar el barco…

Ahora es tiempo de ahorrar las críticas y apoyar al equipo hasta después del partido frente a Newell’s Old Boys. Estos son los recursos humanos que tiene el Kily y por lo tanto hay que bancar al equipo. Ya nos llegará el tiempo de hablar de fútbol. Mientras tanto suframos y disfrutemos de fútbol, algo que Central sabe hacer a la perfección.

La Copa Sudamericana es el principal objetivo del club de Arroyito en este momento. Hay que tener paciencia.

Fotos: gentileza Prensa Conmebol y Prensa Rosario Central.

Gonzalo Ferrer

Periodista tucumano viviendo en Rosario. En los 90 hablaba de rugby en la radio y ahora escribo sobre Fórmula 1, fútbol, rugby y a veces sobre básquet y tenis. D10S, Ferrari, Queen, el Pato, el Matador y Su Majestad en el orden que quieras. Rock, mucho rock.

También te podría gustar...

Dejá un comentario