Nada está perdido

La selección de básquet, El Alma, se juega su pase a cuartos de final en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 al enfrentar al dueño de casa. Japón es dirigido por el inmenso Julio Lamas y no será un partido nada sencillo. La ayudita que nos dio Estados Unidos.

La Generación Dorada es historia, ya lo sabemos pero su llama sigue intacta en este plantel a través de Luis Scola. Y hoy van por otra hazaña más ya que debe derrotar a Japón para acceder a cuartos de final el torneo olímpico. Y ahora vamos a analizar las posibilidades ya que Estados Unidos le ganó a República Checa por 119-84 y ese tanteador incrementa las chances argentinas. Ganando, of course.

Las caídas frente a Eslovenia en el debut por 118-100 y contra España 81-71 eran previsibles y complicaban el futuro. Claro que la imagen del equipo subió varios puntos al término del partido que le hicieron a Ricky Rubio y compañía luego de la fallida puesta en escena frente a los eslovenos. Había que cambiar la actitud. Y eso hicieron estos chicos aunque ahora saben que deben ganarle a los japoneses para meterse entre los ocho mejores. En esa instancia comienza un nuevo torneo a suerte y verdad en un solo partido. Tentador…

Seguinos en Twitter: @deautosypelotas

El Oveja Hernández tiene mucho laburo psicológico.

Sacando la calculadora

Al revés de lo que me sucedía en la escuela afines de los 70 cuando mi maestra de matemáticas nos pedía que dejemos las calculadoras y relojes calculadoras en su escritorio aquí debemos usarla para sacar cuentas rápidas. Nada mejor que entrar a una cancha sabiendo por cuantos puntos se debe ganar.

La cosa es más o menos así. República Checa tenía -14 tantos de diferencia antes del partido con USA. Luego del encuentro frente a los yankees liderados por un intratable Kevin Durant (se convirtió en el máximo anotador de Estados Unidos en los Juegos Olímpicos con 354 puntos) esa diferencia se estiró hasta los -49 así que si Argentina gana por cualquier resultado, tiene -14 de puntos de diferencia, estará entre los mejores ocho clasificados. Pero debe triunfar sí o sí porque la abultada derrota de los checos le abrió la posibilidad a Japón (-46) de pelear por el último pasaporte a cuartos de final.

¿Difícil? Como toda competencia olímpica donde nadie regala nada. ¿Imposible? Ni ahí, el básquet argento pasó por muchas situaciones similares a lo largo de su historia que supo sortear con éxito. Lo importante es ganar hoy porque después comienza un nuevo torneo. Y van a dejar El Alma en la cancha para conseguir el objetivo.

Seguinos en Facebook: deportes desde mi óptica

Luifa Scola sigue jugando en la selección a los 41 años.

Fotos: gentileza CABB y Deportes Argentina.

Gonzalo Ferrer

Periodista tucumano viviendo en Rosario. En los 90 hablaba de rugby en la radio y ahora escribo sobre Fórmula 1, fútbol, rugby y a veces sobre básquet y tenis. D10S, Ferrari, Queen, el Pato, el Matador y Su Majestad en el orden que quieras. Rock, mucho rock.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 1 de agosto de 2021

    […] Alma no tenía otra opción que no sea ganar para clasificar a cuartos porque la paliza que Estados Unidos le había propinado a a República […]

Dejá un comentario