Los 14 minutos más intensos de nuestras vidas

Los Pumas vencieron 19-14 a Sudáfrica y clasificó a semifinales del Seven de Tokio 2020. Jugaron las 3/4 partes del encuentro con un jugador menos por la expulsión de Gastón Revol.

Esta nota no está dirigida específicamente a la gente de rugby sino a quienes desconocen la modalidad del Seven y lo están descubriendo y disfrutando ahora. El formato es sencillo: siete jugadores por lado en una cancha de 15 hombres que se enfrentan en dos tiempos de 7 minutos cada uno. Se juega con un ritmo, una dinámica y una intensidad que no tienen ni el rugby de 15 ni casi ningún deporte salvo el básquet por buscar algún parecido.

Que deporte hermoso es el rugby. Siempre se debe luchar desde la adversidad y hay que saber sobreponerse a casi todo. Y la actuación de Los Pumas en los Juegos Olímpicos es otra muestra de ello. Nuestro país tiene una gran tradición en seven pero está un paso por detrás de las grandes potencias como Nueva Zelanda o Fiji. Ojo, esto no significa no poder ganarles. Siempre hay una primera vez para todo y estos chicos que están haciendo historia en Tokio son muy capaces de lograrlo.

Lucio Cinti se tackleó todo lo que pasaba a su lado. Jugó con una actitud conmovedora al igual que el resto del equipo.

Seguinos en Twitter: @deautosypelotas

Un comienzo complicadísimo

La temprana expulsión de Gastón Revol antes de los cuatro minutos de juego condicionó todo el trámite del partido pero no de la manera que se preveía. Sudáfrica nunca pudo establecer esa superioridad numérica ni en en el juego ni en el resultado pese a ir ganando 7-0. Y gran parte de eso fue por culpa de estos chicos porque corrieron el doble, taparon todos los espacios y estuvieron precisos en el manejo de la pelota.

Dos corridas memorables de Marcos Moneta pusieron arriba en el marcador a los nuestros por 14-7. Y todo fue defender y contratacar a un ritmo desenfrenado. Los sudafricanos cometieron mil errores de manejo mientras el reloj se consumía lentamente y Los Pumas no dejaban nunca de tacklear y enlentecer el juego sudafricano.

El momento en que cambió el partido, la expulsión de Gastón Revol.

Seguinos en Facebook: deportes desde mi óptica

Haciendo historia

Claro que cuando poseían la guinda la cuidaban como si fuese oro en polvo hasta que llegó el tranquilizador try del capitán Santiago Álvarez. Y el tiempo que no pasaba nunca mientras los chicos dejaban el alma en cada pelota. Jugar casi todo el tiempo con un hombre menos mina física y psicológicamente a cualquier equipo. Pero Los Pumas pusieron el pecho, los hombros y el corazón para ganar el partido. Y jugaron la última pelota con cinco jugadores por una tarjeta amarilla a Lautaro Bazán Vera que además terminó en try-penal para Sudáfrica.

La lágrimas de Gastón Revol en el banco, el abrazo desenfrenado de todos dentro de la cancha al término del partido y el festejo desenfrenado nos dicen que estos chicos consiguieron algo histórico. Más tarde jugarán frente a Fiji para definir a un finalista. Ahora tienen doble chance de medalla. Y allí estaremos para apoyarlos. ¡Vamos Pumas!

Santiago Álvarez marca el último try argentino.

Fotos: gentileza Deportes Argentina y Prensa Juegos Olímpicos.

Gonzalo Ferrer

Periodista tucumano viviendo en Rosario. En los 90 hablaba de rugby en la radio y ahora escribo sobre Fórmula 1, fútbol, rugby y a veces sobre básquet y tenis. D10S, Ferrari, Queen, el Pato, el Matador y Su Majestad en el orden que quieras. Rock, mucho rock.

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. 28 de julio de 2021

    […] de rugby y apareció ese fuego sagrado que muchas veces le pedimos a otros deportes. Porque no fue sencillo el camino para llegar hasta el último escalón del podio. Los contratiempos más importantes fueron la […]

  2. 29 de julio de 2021

    […] de los británicos. Pero hubo revancha y un partido para el recuerdo, el de la semifinal: 19-14 ante Sudáfrica con dos jugadores menos en el […]

Dejá un comentario