Un triunfo necesario y sufrido

El Canalla le ganó 1-0 a Vélez Sarsfield con un gol de Emiliano Vecchio en tiempo de descuento. El Canalla no pudo descifrar el laberinto táctico planteado por El Fortín pero lo ganó por insistencia y actitud. Gran actuación del arquero Juan Pablo Romero.

No siempre se juega bien y se gana. Y a este equipo del Kily le faltaron inteligencia y piernas producto del reciente choque frente al Deportivo Táchira por la Copa Sudamericana pero le sobraron actitud y determinación para ganarlo. Porque si algo no se le puede negar a la Acadé son sus ganas de ir al frente para conseguir resultados positivos. Y no es lo mismo corregir errores mientras se gana que hacerlo con el peso de las derrotas sobre sus espaldas. La racha de no recibir goles en los últimos seis partidos como local habla claramente de eso.

Porque jamás pudo desenmarañar la madeja táctica de Vélez, ni aún con un hombre de más producto de la tempranera expulsión del lateral Damián Fernández por doble amarilla en la primera etapa. Poner más gente en ataque no significa ser necesariamente más ofensivo. No, nada que ver. Y encima el Canalla chocó con unas actuaciones descomunales de Lucas Hoyos y de Lautaro Gianetti. Claro que en Liniers podrán decir lo mismo de Juan Pablo Romero y Gastón Ávila…

Damián Martínez jugó bien y tuvo un par de chances para marcar. Salió por el cansancio acumulado.

Un comienzo errático

El equipo dirigido por Mauricio Pellegrino salió a patrullar la mitad de cancha con Gerónimo Poblete y Nicolás Garayalde bien cerquita de Emiliano Vecchio para cortarle los circuitos futbolísticos y aislarlo de sus compañeros. Al no ser conductores ni Diego Zabala ni el Pupi Ferreyra ni Emmanuel Ojeda la cosa se complicaba. Y comenzaron a aparecer algunas grietas en el fondo. Así Juan Pablo Romero comenzó a sacar todo lo que le tiraban. El inexperimentado arquero de Central (tiene apenas ocho partidos en primera) hizo gala de una madurez envidiable y le solucionó muchos problemas al cuerpo técnico por las bajas de Jorge Broun y Josué Ayala.

Y Vélez, si bien fue más que el Canalla en líneas generales, decidió renunciar a cualquier intento ofensivo propio con la expulsión de Damián Fernández (le metió un tremendo planchazo a Luciano Ferreyra producto de un mal control de la pelota) para refugiarse más cerca del arco de Hoyos para y de obstaculizar a Central. Su única arma ofensiva pasó a ser el error de su rival. Todas las llegadas de Vélez en el segundo tiempo fueron por pequeñas desatenciones del Canalla que siempre fueron bien resueltas por Juan Pablo Romero.

Emmanuel Ojeda es titular indiscutido en este equipo.

Ganar, ganar y ganar

Esa parece ser la consigna del equipo del Kily. A veces lo logra jugando bastante bien y en otras se logra sobre el final del partido luego de buscar insistentemente durante los noventa minutos reglamentarios. Lo bueno es que haber superado a Vélez más allá de los merecimientos (no jodamos, al fútbol se gana con goles) es que este equipo se puede batir a duelo con otros planteles iguales o superiores y salir indemne. En este momento sería muy raro encontrar un conjunto que pueda vapulear a este Central. Perder puede perder contra cualquiera pero ahora da la sensación que no se la van a llevar de arriba y que el plantel tendrá un rendimiento y una entrega que no tuvieron en otro momento.

Tanto buscar al final rindió su fruto. El conjunto auriazul ya había desperdiciado varias chances cuando Emiliano Vecchio fue a buscar un rebote dentro dentro del área y marcar el único gol del partido. Gran centro al segundo palo de Alan Marinelli para Milton Caraglio que la jugó de pecho hacia atrás para Il Capitano, este la quiere filtrar un pase pero la caprichosa (gracias Quique querido) rebota en un jugador de Vélez y la bocha le cae justa y mansita en su pie derecho para que defina cruzado al palo izquierdo de Lucas Hoyos. 1-0 y los tres puntos en casa. Delirio y locura por toda la ciudad. Ganó Central y lo demás no importa nada.

Emiliano Vecchio es un jugador ex-tra-or-di-na-rio. Ojalá se quede mucho tiempo en Central.

Fotos: gentileza Prensa Rosario Central.

Gonzalo Ferrer

Periodista tucumano viviendo en Rosario. En los 90 hablaba de rugby en la radio y ahora escribo sobre Fórmula 1, fútbol, rugby y a veces sobre básquet y tenis. D10S, Ferrari, Queen, el Pato, el Matador y Su Majestad en el orden que quieras. Rock, mucho rock.

También te podría gustar...

Dejá un comentario