Los interrogantes que dejó la victoria de Los Pumas

El seleccionado argentino le ganó a Rumania por 24-17 en Bucarest en el inicio de la gira europea. Los Pumas lucieron desconcentrados, desprolijos y jugaron a otro ritmo. Hay que mejorar rápido ya que se vienen los dos tests matches con Gales.

La ilusión siempre está. El crecimiento que tuvieron Los Pumas desde el 2007 para acá hace que los aficionados sigan sus partidos no sólo con mayor entusiasmo sino con la esperanza de poder ganar de manera muy seguida y en lo posible jugando más que de manera aceptable. Su inserción en el Rugby Championship ayudó a implementar ese sistema de ataque casi continuo. Y de a poco fue dejando de ser punto para convertirse en banca.

Así fueron cayendo uno a uno Australia, Sudáfrica y Nueva Zelanda. Se les paró a las potencias del norte con posibilidades reales de éxito. Y todo eso en medio de un aprendizaje continuo. Los Pumas tuvieron su revancha luego del mal mundial de Japón 2019. La misma fue en el Tri Nations 2020 donde se le empataron los dos partidos a Australia y se le ganó por primera vez a Nueva Zelanda.

Por eso las expectativas en este duelo contra Rumania eran altas. Argentina iba de banca, casi a dar una exhibición en Bucarest. Claro que a los partidos hay que jugarlos y no sólo imaginarlos. Y este triunfo dejó algunas preguntas que trataré de responder en este posteo.

El capitán Julián Montoya trata de detener a un rumano.

¿Por qué jugaron tan mal Los Pumas?

Aquí tenemos varias respuestas. Primero que nada porque muchos jugadores no tuvieron grandes participaciones en sus equipos durante la temporada europea por diferentes razones (lesiones y rendimientos bajos principalmente) lo cual les quitó ritmo de competencia.

Esa falta de ritmo se vio reflejada en la cantidad de errores no forzados que tuvieron en el manejo de la pelota, en los innumerables penales evitables que cometieron, los lines mal tirados y/o robados por los forwards rumanos y en la dispersión que tuvieron en mauls y rucks. También lucieron desconcentrados y dispersos.

Al no sentirse cómodos para realizar su juego lentamente fueron cayendo en el juego que más le convenía a los europeos, el rigor físico. Así lograron emparejar un partido que en los papeles era todo de Argentina. Esta actuación sirvió para activar las alarmas en la previa de los encuentros con Gales. El staff técnico debe ajustar los detalles necesarios para que otra performance de esta índole no se repita.

Rumania hizo gala de su juego físico para complicar a Los Pumas.
¿Es preocupante esta actuación?

De momento no lo es. Pero sería muy inquietante que este tipo de puestas en escena se repitan de forma reiterada. De hecho una actuación así en el primer partido de una temporada parece algo lógico porque en todos los deportes por lo general se empieza siempre de menos a más. Claro que hay excepciones pero estamos hablando de generalidades en este punto.

Para lograr el ritmo (y el juego necesario) hay que seguir entrenando y jugando. El objetivo del seleccionado nacional es el Rugby Championship desde el 14 de agosto al 2 de octubre. La puesta a punto apunta a ese certamen en donde en cierto punto Los Pumas deberán revalidar lo hecho el año pasado.

Marcos Kremer trata de avanzar ante el tackle de un rival.

¿Fue el planteo táctico adecuado?

A la luz de lo expuesto pareciera que no. Jugar principalmente con los forwards nos llevó invariablemente al pasado de Los Pumas en los 70, 80 y 90. Habrá que ver si la idea de Mario Ledesma es volver a hacer juego cerrado con los delanteros y clausurar definitivamente la etapa de Daniel Hourcade y su rugby espectáculo. Vale destacar que el partido se terminó definiendo para la Argentina por la inspiración que tuvo Santiago Cordero en algunos momentos del encuentro.

Implementar nuevamente una idea de juego así en el seleccionado nacional lo veo complicado y peligro. Además que significaría un claro retroceso en las ideas de juego. Prefiero pensar por ahora, ya hasta que haya una tendencia sólida al respecto, que fue un planteo pensado para cuidar más la pelota pero que fue mal ejecutado.

Rumania marcó su try por medio de su hooker Eugen Capatina.

Tienen el crédito abierto

Hay mucho para mejorar en apenas una semana de trabajo hasta el próximo choque con Gales en Cardiff. Lo principal es que el planteo táctico y la idea de juego se materialicen. Deberán jugar muy concentrados para no repetir los errores descriptos más arriba y tener chances de ganarle a los galeses. Ganarle a Gales no será una utopía si las cosas se hacen de manera ordenada y prolija. Y por allí pasan los desafíos de Los Pumas, todo lo demás será consecuencia de ello.

Siempre se jugó como Rumania quiso.

Fotos: gentileza Prensa FRR y Prensa UAR.

Gonzalo Ferrer

Periodista tucumano viviendo en Rosario. En los 90 hablaba de rugby en la radio y ahora escribo sobre Fórmula 1, fútbol, rugby y a veces sobre básquet y tenis. D10S, Ferrari, Queen, el Pato, el Matador y Su Majestad en el orden que quieras. Rock, mucho rock.

También te podría gustar...

Dejá un comentario