El día que murió Diego y nació D10S

El 22 de junio de 1986 Argentina jugó frente a Inglaterra por el mundial de México 86 en un clima tenso y pesado debido a la guerra que los había enfrentado cuatro años antes en el Atlántico Sur. Ese día Diego hizo trampa en el primer gol pero el segundo fue un pedido de disculpas arte en movimiento. Pasá, te invito a recordar ese día en primera persona.

Hasta USA 94 siempre les presté mucha atención a los mundiales. Y tengo dos especialmente guardados en mi corazón: Argentina 78, el mundial que ganaron mis ídolos de la infancia (el Pato Fillol y el Matador Kempes) y este mundial de México 86 porque mi abuelo materno, el profesor doctor Bernardo Benigno Lozada, fue el médico que preparó al plantel para jugar en la altura del país azteca.

Nano era médico cardiólogo (fue presidente de la Sociedad Argentina de Cardiología y un gran impulsor del uso de marcapasos y titular de la cátedra de Medicina del Deporte en la UBA entre otras cosas) pero también se destacó como uno de los impulsores de la medicina deportiva en nuestro país y era especialista en altura. Además de su cargo en la AFA que me permitió conocer a muchos jugadores de los años 70 y 80.

La selección había ganado sólidamente su grupo (3-1 a Corea del Sur, 1-1 con Italia y 2-0 a Bulgaria) y había eliminado a Uruguay en octavos de final (1-0) y el siguiente paso era Inglaterra en cuartos de final.

Este es el primer gol de Diego a los ingleses. D10S hizo un acto de ilusionismo ese día en vivo y en directo.

Un clima denso y tenso

Ambos países habían sostenido una absurda guerra en 1982 por las islas Malvinas. Argentina le causó grandes daños a la flota inglesa pero no pudo impedir que el tercer ejército del mundo en ese momento recupere las islas. Para nuestra sociedad este partido era una buena posibilidad de llevar a cabo una suerte de venganza poética o romántica. Nada nos iba a devolver las islas ni los soldados fallecidos pero tener una alegría ante Inglaterra no estaba nada mal.

Y así lo entendieron los jugadores ya que declaraban una cosa con el cassette puesto y durante el match iban a trabar con la cabeza si hacía falta. Las palabras de Diego en la arenga previa aún resuenan en el aire: “Vamos eh, vamos que estos hijos de puta capaz nos mataron a un vecino, capaz nos mataron a un familiar“, con esa frase retumbando en sus oídos los jugadores argentinos salieron a jugar el encuentro. Carlos Salvador Bilardo trató de abstraerlos de ese clima pero no pudo hacerlo totalmente.

D10S entrando al área para enfrentar a Peter Shilton…

Un segundo tiempo de infarto

La primera parte no tuvo grandes emociones y por ello la vamos a obviar. Argentina fue un poco más pero no pudo marcar goles y se fueron al descanso con el encuentro igualado en cero. Diego Armando Maradona es el mejor futbolista que haya tenido la suerte de ver y a partir del segundo tiempo de este partido decidió pasar a la historia no como el mejor jugador de su época sino como el futbolista más extraordinario de todos los tiempos.

Diego encara desde la izquierda hacia el centro, le mete un pase a Jorge Valdano para que pivotee en la medialuna pero la pelota la rechaza hacia atrás Kenny Sansom, Diego sigue la carrera y cuando un confiado Peter Shilton va a tomarla con sus manos D10S le hace una jugarreta y se anticipa al arquero inglés para que la pelota ingrese mansamente al arco. 1-0 para Argentina.

¿Fue con la mano? Treinta y cinco años después sabemos que sí, es más, Diego lo contó en innumerables ocasiones pero en ese momento el único que se avivó por su avezado ojo fue Víctor Hugo Morales, quien sostuvo desde el mismo instante en que se produjo que el tanto había sido con la mano. En realidad fue un acto de ilusionismo en vivo y en directo para todo el mundo…

Diego Maradona ya desparramó a Peter Shilton y está por anotar con el arco vacío, en ese instante muere Diego y nace D10S.

Arte en movimiento

Cuatro minutos después Diego llevó a cabo una jugada que además de arte en movimiento es un monumental pedido de disculpas. Gambeteó a medio equipo inglés y les destrozó su vida para siempre.

Peter Shilton no tiene ningún empacho en descalificar a nuestro dios pagano. Y ese despecho no es más que admiración disfrazada de odio. En el mismo partido su nombre quedó asociado para siempre junto al de Diego por la mano de Dios y por el gol del siglo.

En ese instante murió Diego Armando Maradona y nació D10S, el mejor jugador de todos los tiempos. Lo que sucedió después con la entrada de John Barnes, el descuento de Gary Lineker y el nucazo maradoniano del Vasco Jorge Olarticoechea para impedir el empate inglés fueron el corolario perfecto para ese segundo tiempo de infarto que pudimos seguir a miles de kilómetros de distancia. Ni que el guion hubiese sido escrito en Hollywood…

Se cumplen treinta y cinco años del gol imposible de D10S y solamente me queda agradecer por haber nacido en la Argentina y haber disfrutado a Diego Armando Maradona, el mejor futbolista de todos los tiempos. ¡Gracias Diego, abrazo al cielo!

Obra de arte terminada, Terry Butcher se lamenta en el piso mientras Diego festeja.

Fotos: gentileza Prensa AFA.

https://twitter.com/deautosypelotas/status/1407472772733886468

Gonzalo Ferrer

Periodista tucumano viviendo en Rosario. En los 90 hablaba de rugby en la radio y ahora escribo sobre Fórmula 1, fútbol, rugby y a veces sobre básquet y tenis. D10S, Ferrari, Queen, el Pato, el Matador y Su Majestad en el orden que quieras. Rock, mucho rock.

2 Respuestas

  1. 28 de junio de 2021

    […] Con menos recursos que los países centrales aquí se hicieron maravillas. Y no hablo ni de D10S, ni de los homenajeados en esta nota. Hubo talentos notables como Hugo Porta, Carlos Reutemann, […]

Dejá un comentario