París se rinde a los pies del Peque

Diego Schwartzman venció a Jan-Lennard Struff por 7-6 (9), 6-4 y 7-5 en Roland Garros y clasificó a cuartos de final por quinta vez en su carrera donde jugará frente a Rafael Nadal por un lugar en semis.

Le costó mucho más de lo que dice el resultado, por más contundente que este suene. El Peque es un obrero del tenis y actúa como tal. Cuando no se puede solamente con el talento apela al esfuerzo físico y a la concentración para sacar el partido adelante. Y el alemán Jan-Lennard Struff lo complicó bastante, a tal punto que en el primer set se puso 5-1 arriba con lo cual se complicaban las aspiraciones del tenista argentino de meterse nuevamente en semifinales tal como sucedió en la edición 2020.

Festeje Peque, festeje.

Diego supo sobreponerse a la adversidad y levantó siete sets points antes de llevarse el primer set por 7-6 (9). Pero los siguientes sets le siguieron costando un poco hasta llegar al momento de la definición. Allí mostró contundencia y exactitud en sus golpes para conseguir un 6-4 en el segundo y un 7-5 en el tercero. El encuentro duró tres horas y dos minutos.

Ahora deberá enfrentar en cuartos de final a Rafael Nadal. El mallorquín lidera las estadísticas entre ambos con un inapelable 10-1. La única victoria del Peque se produjo en el Masters 1000 de Roma del año pasado. En esa ocasión le ganó por 6-2 y 7-5 en cuartos de final. El encuentro será el próximo miércoles y el Peque sueña con la revancha por lo sucedido el año pasado en este mismo torneo.

Fotos: gentileza Prensa Roland Garros.

Gonzalo Ferrer

Periodista tucumano viviendo en Rosario. En los 90 hablaba de rugby en la radio y ahora escribo sobre Fórmula 1, fútbol, rugby y a veces sobre básquet y tenis. D10S, Ferrari, Queen, el Pato, el Matador y Su Majestad en el orden que quieras. Rock, mucho rock.

También te podría gustar...

Dejá un comentario