Siempre hay una primera vez

Colón de Santa Fe consiguió el primer título de su historia en Primera División al vencer por 3-0 a Racing en el estadio del Bicentenario de San Juan. Rodrigo Aliendro, Christian Bernardi y Alexis Castro marcaron los goles. El sabalero borró de la cancha a la Academia en la segunda parte.

Toda esta historia comenzó en marzo del 2020 cuando Eduardo Domínguez se hizo cargo de Colón de Santa Fe y debía debutar ante Rosario Central en la efímera y olvidada Copa de la Superliga. Esa noche el conjunto santafecino ganó por 3-1 en el Gigante de Arroyito y comenzó a alejar al fantasma del descenso y a cambiar la mentalidad de un plantel moralmente vencido hasta ese momento.

La reconstrucción mental del plantel fue la primera tarea a la cual debió abocarse el DT. Y cuando se comenzó a jugar nuevamente al fútbol Colón fue uno de los mejores equipos de la Copa Diego Maradona aunque lejos de sus rivales. todo lo bueno que había demostrado en esa copa lo ratificó (y lo potenció) en esta Copa de la Liga.

Facundo Mura jugó un gran partido y fue desequilibrante para su equipo.

Un camino hasta ahí

Fue el primero en su zona en la fase de grupos y luego le ganó a Talleres de Córdoba (sabaleros, tallarines y Banfield son los tres mejores equipos de nuestro país en los últimos dos torneos) por penales tras empatar 1-1 en cuartos de final y doblegó a Independiente de Avellaneda en semifinales por 2-0 con goles de la Pulga Rodríguez de penal y Santiago Pierotti.

La primera parte se jugo como quiso la Academia, fue un encuentro chato, friccionado, trabado e interrumpido. En los breves momentos en que Colón no cayó en la trampa táctica diseñada por Juan Antonio Pizzi se notó una supremacía táctica del conjunto de la capital provincial. Lo único destacable estuvo a cargo de Ignacio Piatti pero intentó un enganche de más y la acción no prosperó. Con ese paupérrimo 0-0 se fueron al descanso.

El Pulga Luis Miguel Rodríguez festeja el primer gol de Colón. Al ratito saldría lesionado.

Transformó a Racing en una caricatura

El segundo tiempo fue otra cosa. Racing siguió con su timorata postura de tratar de destruir los circuitos futbolísticos de Colón y ver que pasaba mientras que el sabalero salió a hacer su juego, ese que tanto rédito le dio a lo largo del torneo. Un inspirado Luis Miguel Rodríguez fue el dueño de la batuta secundado por Alexis Castro, Christian Bernardi, Rodrigo Aliendro y Facundo Mura.

Así los goles no tardaron en llegar. Y fueron uno más precioso que el otro. Rodrigo Aliendro recuperó una pelota y rompió la línea de ventaja picando al vacío para recibir el centro de Facundo Mura y ajusticiar a Gastón Gómez desde el borde del área chica. 1-0 y a soñar.

Un rato más tarde Christian Bernardi hizo una jugada maradoniana por la izquierda con pared incluida que terminó picando la bocha de manera sublime ante la salida de Chila Gómez. 2-0 y a comenzar a destapar el champagne para festejar.

Y sobre el epílogo Alexis Castro agarró un rebote en el área y definió magistralmente hacia el otro palo para dejar sin chances al juvenil arquerito de la academia. 3-0 y partido recontra liquidado.

No hubo tiempo para más y la Copa de la Liga (un hermoso trofeo por cierto) viajaba sin riesgos hacia Santa Fe. Ya no importa que le hayan faltado jugadores fundamentales al equipo de Eduardo Domínguez en esta final sino que este grupo de players quedará definitivamente en la historia. Sabalé, sabalé…

Eduardo Domínguez tomó a un plantel con muchos problemas y lo transformó en uno de los mejores equipos argentinos de la actualidad.

Fotos: gentileza Prensa Liga Profesional.

Gonzalo Ferrer

Periodista tucumano viviendo en Rosario. En los 90 hablaba de rugby en la radio y ahora escribo sobre Fórmula 1, fútbol, rugby y a veces sobre básquet y tenis. D10S, Ferrari, Queen, el Pato, el Matador y Su Majestad en el orden que quieras. Rock, mucho rock.

Dejá un comentario