Argentina busca el juego perdido

La selección nacional empató 1-1 con Chile en la reanudación de las eliminatorias sudamericanas. Lionel Messi y Alexis Sánchez marcaron los tantos. Aún le falta rodaje futbolístico al equipo.

El equipo dirigido por Lionel Scaloni volvió a disputar un encuentro luego de siete meses. En marzo se había pospuesto la doble fecha de eliminatorias y por ello es que la reunión de los players se demoró más de lo previsto. Obviamente que es un gran atenuante para entender la puesta en escena vista en el hermoso Estadio Único Madre de Ciudades de Santiago del Estero. Pero no es el único atenuante. Muchos chicos, cuatro debuts y una noche inspiradísima por parte de Claudio Bravo condicionaron un tanto el el resultado final.

Chile, sin llegar a colgarse del travesaño, se abroqueló con dos líneas de cuatro para salir rápido de contraataque. La idea era recuperar la pelota apenas detrás de la línea de mitad de cancha para agarrar mal parado al elenco argentino. Y lo logró en muchas ocasiones durante el primer tiempo. Pero La Roja estaba más preocupada por no sufrir un gran asedio en su arco que por ganar el partido.

Fue un partido muy peleado en el primer tiempo.

Por siempre Diego

El controvertido y emotivo homenaje a Diego Maradona que la FIFA no autorizó pero que los jugadores argentinos decidieron seguir adelante con la camiseta de homenaje al mayor futbolista de todos los tiempos fue el punto más alto de emotividad que tuvo la noche. Todo comenzó con la inauguración por parte de Lionel Messi y el resto del plantel de la estatua gigante de Diego en las afueras del estadio un rato antes del partido.

Más tarde desoyeron a la mismísima FIFA y salieron al campo con una camiseta con el número 10 estampado en el pecho (adelante había una foto con el rostro de Maradona) y en la espalda. Este encuentro era el primero que jugaba la selección Argentina desde la partida del más extraordinario futbolista que haya pisado el planeta Tierra. Por lo tanto se debía recordarlo.

El equipo argentino posa con la camiseta-homenaje a Diego Armando Maradona que la FIFA no le permitió utilizar.

Una primera parte chata

En el comienzo del encuentro Rodrigo De Paul y Leandro Paredes se hicieron dueños de la mitad de la cancha con Ángel Di María cerrándose hacia el centro primero y luego intercambiando la posición con un improductiva Lucas Ocampos por derecha. Leo Messi jugó en esa posición indefinida entre falso 9 y enganche que saca de quicio a los rivales. Como todo crack es muy difícil de encasillar.

Lautaro Martínez sigue demostrando partido a partido porqué la camiseta número 9 le queda pintada. En la jugada del penal (¿el árbitro asistente no vio lo que sucedió frente a sus narices?) durmió a Guillermo Maripán y sacó una falta de la galera. Claro que el bochorno estuvo por parte del árbitro y su asistente ya que fue un claro penal que no merecía revisión del cada vez más cuestionado VAR. Nada de eso le importó a Leo Messi que engañó magistralmente a Claudio Bravo y decretó la apertura del marcador.

La ventaja no le duró nada al equipo nacional ya que tras una gran desconcentración defensiva. Primero fue la innecesaria falta de Juan Foyth y luego la jugada preparada para que Gary Medel pique solo y ponga un pase al medio para que Alexis Sánchez empate el partido. 1 a 1 y Argentina sintió el golpe porque Chile no estaba haciendo gran cosa por empatarlo. Y en la última casi se pone en ventaja la selección. Un tiro libre ejecutado de manera magnífica por Leo por arriba de la barrera fue desactivado con una volada sublime de Claudio Bravo. Y allí se terminaron las esperanzas argentinas por un rato…

Leo grita su gol con especial dedicatoria a Diego.

La pelota siempre al 10

Los cambios realizados por Lionel Scaloni en el entretiempo (Lisandro Martínez y Ángel Correa) dieron resultado junto con la entrada de Julián Álvarez un rato más tarde. Argentina se hizo dueño del partido mientras que Chile no ocultaba sus intenciones sobre lo bien que le venía el empate. Los cuatro debutantes (Emiliano Martínez, Cristian Romero, Julián Álvarez y Nahuel Molina) rindieron muy bien. Lionel Scaloni puede dormir tranquilo sabiendo que tiene recambio. Un tiro libre de Leo dio en el travesaño en la más claras de todas las chances y además se desperdiciaron unas cuantas oportunidades.

Fue empate con sabor a poco pero teniendo en cuenta el contexto, los atenuantes y la excelente tarea del golero Claudio Bravo el balance es positivo. ya habrá tiempo para pulir nuevamente la idea de juego, por ahora Argentina marcha invicta y clasificando al mundial y recordando el desastre que fue el mundial de Rusia 2018 no es poco. ¡Qué va a ser poco!

Lautaro Martínez es el dueño indiscutible de la casaca número 9 aunque use el 22 en sus espaldas.

Fotos: gentileza Prensa AFA y Prensa Conmebol.

Gonzalo Ferrer

Periodista tucumano viviendo en Rosario. En los 90 hablaba de rugby en la radio y ahora escribo sobre Fórmula 1, fútbol, rugby y a veces sobre básquet y tenis. D10S, Ferrari, Queen, el Pato, el Matador y Su Majestad en el orden que quieras. Rock, mucho rock.

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. 16 de junio de 2021

    […] del área comenzó a relamerse y a buscar revancha por todas las pelotas que le sacó Claudio Bravo en Santiago del Estero en el encuentro por las […]

  2. 19 de junio de 2021

    […] para el equipo de Lionel Scaloni que había empatado sus tres partidos anteriores contra Chile (1-1) y frente a Colombia por las eliminatorias (2-2) y nuevamente con La Roja (1-1) en el debut de […]

Dejá un comentario