¿Es aburrida, predecible o sigue siendo fantástica?

La Máxima está atravesando tiempos convulsionados debido al dominio que mostró Mercedes en los últimos siete años. Para algunos se volvió una categoría aburrida y predecible mientras que una gran parte del público aún encuentra cosas fascinantes en ella.

La Fórmula 1 entrega la imagen de una categoría aburrida a quienes no la conocen o sólo son espectadores ocasionales de ella. Y viéndola con los ojos de esa clase de espectadores debo darles la razón. La clásica interpelación en una reunión familiar o en un asado con amigos es la siguiente: ¿Otra vez ganaron Hamilton y el Mercedes?

Y la respuesta es casi siempre idéntica ya que no se puede tapar el sol con los dedos de una mano. Claro que la gente que mira y respira Fórmula 1 las veinticuatro horas del día desde hace mucho tiempo atrás no comparte ese criterio. Y las razones para no hacerlo son muchas.

La Fórmula 1 sigue siendo muy interesante pese al dominio de Mercedes de las últimas temporadas.

Este interrogante siempre vuelve con mayor virulencia en los diferentes ciclos dominantes protagonizados por un equipo y su piloto estrella. Pasó con Ferrari a principios del siglo XXI, sucedió con el dominio abismal de McLaren y el motor Honda entre 1988 y 1991.

Williams con el impulsor Renault también tuvo su momento de gloria en los 90 y ahora le toca el turno a Mercedes. Claro que también hubo otros ciclos fascinantes como la batalla que extendieron en los años 70 Ferrari con su fabuloso motor 312B y Ford apoyando a Cosworth.

La Fórmula 1 actual sigue entregando grandes duelos pese a la diferencia abismal que sacó Mercedes sobre el resto.

Un poco de historia

La categoría tuvo su momento de mayor esplendor en las décadas del 70 y 80. En esos veinte años hubo innovaciones técnicas formidables amparadas por un reglamento mucho más sencillo que el actual. Ferrari tenía un motor bestial como el 312B con el cual ganó tres campeonatos de pilotos y cuatro copas de constructores.

La gran diferencia con el motor Cosworth era que el 312B era montado solamente en los autos de Maranello mientras que el motor inglés era fuertemente subsidiado por Ford (se dice por lo bajo que el precio era de 7.500 libras esterlinas) en lo que seguramente fue un nuevo coletazo por la negativa de Il Commendatore a la venta de la casa de Maranello al gigante de Detroit.

Los años 70 fueron la época de oro de la Fórmula 1 con innovaciones técnicas brillantes, autos fácilmente reconocibles y pilotos muy audaces.

Si a genios como Colin Chapman, Enzo Ferrari, Patrick Head y Mauro Forghieri les agregamos pilotos de la talla de Emerson Fittipaldi, Jackie Steward, Niki Lauda, James Hunt, Gilles Villeneuve, Alain Prost, Nelson Piquet, Ayrton Senna Da Silva y un largo etcétera en el cual entra Carlos Reutemann nos da como resultado una por demás atrapante categoría.

El otro punto destacable es que los autos tenían diferentes diseños ya que el reglamento era mucho menos complejo que el actual. Y el espectáculo que entregaban era inolvidable. Esa Fórmula 1 romántica murió con el trágico fin de semana de mayo de 1994 en Imola. Fueron casi veinticinco años de evoluciones constantes en las cuales vimos la introducción del efecto suelo o la era de los motores turbos como algunos de sus más notables adelantos.

Argentina 1978, cuando todos los autos eran muy atractivos y distintos entre sí.

La actualidad

Volviendo a la pregunta que disparó este posteo hay que aclarar que la Fórmula 1 no es una categoría aburrida. Puede que sea un tanto previsible en la lucha por los títulos pero el Gran Circo está compuesto por veinte pilotos y diez equipos.

Y aquí se necesita un ojo entrenado para discernir y analizar todo lo que sucede en una pista. Porque si bien existen grandes diferencias entre las escuderías de la parrilla actual tampoco se puede negar que la competencia entre ellas es feroz. Todos los pilotos pelean por algo, ya sea por el título, por ser el mejor del resto o por no cerrar la tabla de posiciones.

No todo es la lucha por la punta, la cual se resume en este momento a Lewis Hamilton y su oponente de turno. En la llamada zona media hay una pelea más que interesante entre equipos y pilotos y más atrás luchan por no terminar últimos en el campeonato.

La Fórmula 1 es una categoría demasiado compleja que se volvió momentáneamente previsible aunque está muy lejos de ser aburrida. Y las temporadas 2020 y la 2021 lo están demostrando. Solamente es cuestión de hacer el enfoque correcto para no confundirse.

La Fórmula 1 actual es muy entretenida.

Fotos: gentileza Mercedes AMG F1 y Scuderia Ferrari.

Gonzalo Ferrer

Periodista tucumano viviendo en Rosario. En los 90 hablaba de rugby en la radio y ahora escribo sobre Fórmula 1, fútbol, rugby y a veces sobre básquet y tenis. D10S, Ferrari, Queen, el Pato, el Matador y Su Majestad en el orden que quieras. Rock, mucho rock.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Eduardo Tarletta dice:

    A mi me gusta el automovilismo en todas sus expreciones La F1 es lo maximo a lo que se puede llegar Encuentro esta era de la categoria como carente de identidad Basta ver los autos en la grilla de partida para ver que son tan parecidos!! Si los pintaramos del mismo color no podriamos distinguirlos Son los mas rápidos de todos los tiempos Creo que la falta de interes es porque los pilotos carecen de carisma Despues de Schumacher y Senna no hay pilotos que lleven a los fans querer emularlos Hamilton es un gran piloto pero no tiene carisma Sus seguidores sr cuentan por miles Pero en redes sociales No es lo mismo Entre aquellos que amamos la F1 aun hoy se tiene muy en alto la personalidad de Gilles Villeneuve Y eso que no fue campeon!! Nico Rosberg fue campeon y nadie se acueda de el Hubo pilotos como Andrea de Cesaris Dereck Dally o Edie Chiver que jamas serian campeones pero que se los recuerda por su temperamento y forma de conducir Un gran piloto como Checo Perez no se lo considera como un referente porque no tiene personalidad Creo que la hiperprofesionalizacion es otro punto en contra para la categoria Los boxes parecen quirofanos y no boxes dr automovilismo Pero como dicen siempre: Cambia Todo cambia

Dejá un comentario